Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 5 de junio de 2020

El primer coche eléctrico de SEAT (FOTOGALERÍA)

El prototipo del el-Born será presentado en Ginebra la semana próxima, un auto totalmente eléctrico que incorpora funciones autónomas de nivel 2, y al que le bastan 47 minutos para recargar las baterías y ampliar su autonomía hasta los 420 km

Agencias

El SEAT el-Born hace su primera aparición frente a los medios de comunicación del mundo antes de su debut público en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2019.

El prototipo adelanta lo que será el primer coche eléctrico de la marca, que lo pondrá en el mercado en 2020. La imagen del auto definitivo apenas cambiará en los difusores traseros con respecto del concepto.

La densidad de población de las ciudades es cada vez mayor, pero los clientes no quieren abandonar su movilidad personal. El SEAT el-Born fusiona los principales agentes del cambio en la industria automovilística: la electrificación, la conducción autónoma, la movilidad compartida y la conectividad.

El el-Born es el primer vehículo 100% eléctrico basado en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, un concept-car que recibe el nombre de uno de los barrios más icónicos de Barcelona, un vecindario sofisticado, lleno de galerías, restaurantes y boutiques. Una inspiración para los diseñadores e ingenieros que han creado un vehículo deportivo con la tecnología eléctrica más avanzada.

El el-Born está diseñado y desarrollado en Barcelona, y se fabricará en la planta de Zwickau, Alemania. SEAT será la segunda marca automovilística en incorporar un vehículo totalmente eléctrico basado en la plataforma MEB (Plataforma Modular Eléctrica) del grupo Volkswagen, que se lanzará al mercado en el año 2020.

RECARGA EN 47 MINUTOS

Este vehículo, propulsado por baterías de alta densidad de energía, tiene una autonomía de hasta 420 km en el ciclo de pruebas oficial WLTP, y es capaz de alcanzar los 100 km/h en solo 7,5 segundos. Si añadimos que bastan 47 minutos para recargar la batería, nos encontramos con un vehículo que modifica la percepción de la electrificación.

No es solo la promesa de que la electrificación es útil, sino que también integra otras tecnologías, con funciones autónomas de nivel 2 y sistemas de asistencia que ofrecen una automatización parcial del vehículo para controlar la dirección, la aceleración y la desaceleración. Incluye además un asistente de estacionamiento ilteligente.

CON EL AIRE DE ALIADO

La aerodinámica es clave para maximizar la autonomía del vehículo, por eso el logotipo de SEAT de la parte delantera está alineado con la carrocería, y no es necesaria la entrada de aire para enfriar el motor, por lo que se prescinde de la parrilla. Los ventiladores de refrigeración, que están situados bajo la parte delantera del vehículo, proporcionan aire a la batería y optimizan el flujo de aire en dicha zona.

Al observar el SEAT el-Born, se aprecia que la posición del pilar A se ha adelantado, creando una apariencia más elegante y un habitáculo más amplio, gracias a la simplicidad del sistema de propulsión electrico, que requiere menos espacio.

“Nuestro equipo de desarrollo se ha tomado muy en serio el reto de hacer atractivo nuestro primer coche eléctrico. Conducir un coche eléctrico ha de ser emocionante y divertido. Tenemos que hacer que nuestros clientes se enamoren de la idea del coche electrico”, indica Alejandro Mesonero-Romanos, director de diseño de SEAT.

Las mejoras en la aerodinámica quedan muy presentes en el lateral del vehículo, que incorpora elementos de diseño que aportan una cortina de aire, para dar una respuesta elegante y práctica al equilibrio entre el rendimiento y la estética.

Esta característica se acentúa quizá todavía más en las ruedas. Con unas llantas de 20”, era fundamental maximizar el rendimiento. El diseño de las llantas genera un flujo de aire positivo que mejora la aerodinámica, a la par que ventila los frenos para mantener el rendimiento y evacua el calor.

En el interior, el sistema de propulsión 100% eléctrico permite maximizar el espacio.

El habitáculo incluye avances tecnológicos, como el cuadro de mandos digital, con una pantalla de infoentretenimiento y conectividad de 10” situada en el centro del salpicadero.

Dentro del habitáculo y, gracias a la amplitud del interior, todos los ocupantes disfrutan de un mayor espacio en sus asientos. El espacio de almacenamiento es también mayor, es posible guardar una bolsa entre los dos asientos delanteros.

DE ALTO RENDIMIENTO
Con una potencia de hasta 150 kW (204 CV), puede alcanzar los 100 km/h en tan solo 7,5 segundos, lo suficiente para responder ante cualquier situación.

A los vehículos eléctricos no se les juzga solo por su rendimiento, sino también por su capacidad para viajar más lejos con una sola carga de las baterías y minimizar el tiempo de recarga de energía almacenada.

El SEAT el-Born tiene una autonomía de hasta 420 km, adaptada a la realidad y basada en el ciclo de conducción WLTP, cuenta con baterías de alta densidad con una capacidad de 62 kWh, listo para viajar donde el cliente desee. La batería es compatible con los supercargadores de corriente continua de hasta 100 kW, y puede pasar del 0% al 80% de carga en solo 47 minutos.