Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 30 de noviembre de 2020

La privada del “Mijis”

La Cabala Desde que era candidato, el diputado Pedro Carrizales Rodríguez, solicita atención del Estado por supuestas amenazas. Su popularidad como “chavo banda” de pastel […]

Adriana Ochoa

La Cabala

Desde que era candidato, el diputado Pedro Carrizales Rodríguez, solicita atención del Estado por supuestas amenazas. Su popularidad como “chavo banda” de pastel opaca las denuncias de personas a quienes cobró con la promesa de una propiedad en un predio invadido hace una década.

 

El ocho de marzo de 2017, una joven residente de la privada Juvenil, en la cabecera municipal de Soledad de Graciano Sánchez, compareció en la Procuraduría de Justicia, ante el agente del MP Héctor Aldasoro Guzmán, para formular querella en contra del hoy diputado local Pedro César Carrizales Becerra, “El Mijis”.

La compareciente narra que en abril de 2016 ella y su madre, comenzaron a asistir a unas juntas que organizaba Pedro Carrizales Becerra, “líder de un Comité del Movimiento Juvenil Popular”, en una privada conocida como Asentamiento Humano Privada Juvenil.

Refiere que “esta persona estaba recolectando dinero a los miembros de esta junta, para la escrituración de unos predios que él argumentaba había organizado y gestionado la regularización de los mismos. Por lo que en dichas juntas se hablaba sobre el pago de una cesión de acciones y derechos, sobre los predios que nos estaban ofreciendo”.

Para diciembre de ese año, la denunciante y su madre habían pagado 30 mil pesos al hoy diputado local, “por lo que en ese acto yo firmé un contrato privado de transferencia de posesión de acciones y derechos, en mi carácter de cesionaria”, respecto de un lote de 90 metros cuadrados del llamado Asentamiento Humano Privada Juvenil.

En ese contrato, Carrizales quedaba como gestor para tramitar la regularización prometida del predio, pues, menciona, “a mí y a otras personas nos comentaba que él ya había ganado el juicio con el que quedaba completamente regularizado nuestro predio y que únicamente faltaba la escrituración del mismo”. El contrato que recibió, y los de otros esperanzados residentes del predio, tienen sellos y un autógrafo del notarioadscrito a la notaría 23, Gerardo Zamanillo de León.

Por ejemplo, en el descuidado contrato que le firmó a otra residente, ambas partes acuerdan “con firmeza la no retracción sobre los acuerdos y cláusulas establecidas en este acto, caso contrario la parte claudiente (sic) se obliga a reconocer gastar (sic) costos, costes, perjuicios, intereses, más el 50% del valor del justiprecio”.

En el punto sexto, el gestor asegura que sobre el área en referencia “existe un juicio de prescripción positiva, el cual es materia de litigio y está en proceso de solución, el cual se le está cediendo al de hecho y por derecho al cesionario”. No menciona el número del supuesto juicio ni ante qué instancia se lleva, pero añade al final un croquis de localización del predio con las lotificaciones ordenadas.

El supuesto fallo del litigio no llegó, al hoy diputado no le gustó que le exigieran y empezaron las amenazas de desalojo y las represalias. La comparecencia de la denunciante termina haciéndolo responsable de lo que le suceda a ella y a su familia. Y no es para menos.

La llamada Privada Juvenil alberga a 47 familias en viviendas de autoconstrucción según las posibilidades de cada quien. No hay drenaje, no hay agua potable y alumbran la calle colgados de la postería. Tiene más de diez años que Pedro Carrizales llevó familias a que ocupara el predio, con la promesa de regularizarles la propiedad. De las familias originales de esa ocupación quedan pocas, pero son esos colonos quienes mejor conocen el historial de trafiques y lucro con su esperanza de una vivienda propia.

Varios predios han sido ocupados por diferentes familias, siempre con la misma historia. Cuando Carrizales se disgustaba con el ocupante, porque ya no pagaba alguna cuota o reclamaba el cumplimiento de la promesa de regularización, lo “desalojaba” con sus pandilleros. A la vecina de una finca marcada con un número 100, le incendió la casa desde el exterior. Su vecino de enfrente, también ya conflictuado con él, lo vio pasar en moto con la garrafa de gasolina. Ardieron algunas posesiones en el interior. “Como lo vi, a mi casa ya no le hizo nada”, dice. Ha puesto herrería en su ventana.

Señalan una casa pintada de blanco: A una residente la desalojó con sus seguidores, sacó sus posesiones y las remató. Sus huestes viven entre ellos, en una finca con arbolito afuera. En el momento de la entrevista con los vecinos, más de una docena, vigilaban por la ventana. “Salgan, para que se enteren bien”, los reta una vecina.

Dicen no entender cómo es que obtuvo una carta de no antecedentes penales para ser candidato a diputado, si varios de ellos presentaron denuncia contra él. Tampoco sabe qué hizo la Fiscalía con sus demandas, aunque lo suponen: “Lo están protegiendo”, lamentan.

Con humor, se toman la última iniciativa anunciada del ahora diputado: la protección a los toros de lidia y a los gallos de pelea, con leyes que prohíban las corridas y las peleas de aves bravas. “Anda defendiendo a los animalitos y nadie nos protege a nosotros de él”, dice sonriente una joven.

“El Güero”, un adulto mayor cuyo predio está en la esquina con la calle Negrete, lleva en una libreta la suma de cantidades que le ha dado a Carrizales. Asegura que son más de 50 mil pesos. La última de sus exigencias, cinco mil pesos por permitirle echar una losa de concreto a su vivienda, no se la concedió. “Me echó a los del ayuntamiento, que me querían multar por la construcción y por los permisos”, cuenta. Con funcionarios municipales más solidarios, consiguió arreglar el asunto sin pagarle al gestor.

Como se le insurreccionaran ya varios vecinos, y se quejaran ante prensa, el diputado fue a la radio a vestirse de víctima de insidias, persecuciones, mala fe y discriminación porque usa tatuajes y es “chavo banda” de pastel, el papel que con tanto éxito hace desde su distanciamiento con los Gallardo, y su adscripción al Partido del Trabajo que lo registró como candidato a diputado local. Inicialmente, recuerdan, Carrizales se hizo bajo la tutela de los Gallardo y hasta llevaba a marchas a los vecinos. Por alguna razón se distanciaron y vinieron las denuncias de Carrizales como perseguido que le valieron la protección del Estado como candidato.

Los vecinos fueron a la estación de radio a contrastar la versión de su gestor, pero no los recibieron. “Dijo en la radio que no nos conoce, pues aquí tenemos los contratos que nos firmó”, ataja un vecino.

También le oyeron reconocer que no puede regularizar el predio. “Que nos devuelva entonces lo que nos sacó”, reclama “El Güero”. Algunos que ya dan por perdido su dinero, piden que los deje buscar la regularización de manera común, que deje de amenazarlos con su pandilla y de agredirlos.

Y que así como al legislador le den protección del Estado por supuestas amenazas de taurinos y galleros, en su episodio más reciente como victimista profesional, los proteja a ellos de “desalojos”, incendios y actos vandálicos de sus seguidores.

 

 

Rollos Sueltos

LO DEJAN SOLITO. Como el gobernador anunciara cambios, y la situación mucho tiene de futurible, en algunos sectores se dejó flotar una preocupación: si se concreta la anunciada salida del secretario de Finanzas, José Luis Ugalde Montes, y del oficial mayor de Gobierno, Elías Pecina, le dejan el cielo abierto al secretario de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, pues las dos figuras han sido sus contrapesos al interior del gobierno.

¿ORNAMENTAL? Y como Leal tiene fama de inquieto y de no dejar pasar un palmo de espacio por ganar, no le ven a los potenciales sucesores de Ugalde y Pecina el peso y las capacidades para que respete las líneas rojas. Es la segunda mitad de su mandato y no vemos a Carreras dejándose en el bonito papel de figurita de Lladró para ordenar su sucesión.

OCURRENCIAS VANDÁLICAS. Diputados presentes en la reunión convocada por el gobernador para solicitarles su ayuda en la gestión presupuestal, se quedaron patidifusos cuando la diputada María Luisa Veloz Silva, de Morena, en tono muy suficiente, le reclamó a Carreras que no veía grandes proyectos para garantizar el abasto de agua potable. Carreras ni se inmutó por los modos, pero no pudo evitar abrir los ojos como búho cuando la señora propuso, como proyecto, demoler la presa San José “por vieja” y hacer una nueva más grande.

TAREA PARA CULTURA. Si alguien tiene vena compasiva ante la ignorancia, puede enviarle a la señora Veloz la Ley de Monumentos y la historia de la presa, que sí es bastante vieja: es una obra que data de 1894 y la técnica de construcción es para museo.

 

La Tira de Las Netas

TRADUCCIONES  PARA LO OBVIO

“El color, la empatía funciona sin los subtítulos”.

Alfonso Cuarón, director de cine mexicano, quien consideró “ofensivo para el público español que su película “Roma” se haya subtitulado al español en España. Por las críticas, Netflix retiró el subtitulado. (8/I) EFE.

 

LA SUMA DE RESTAS  DEL REZAGO REGIONAL

“Si México no tuviera que cargar con Guerrero, Oaxaca y Chiapas, sería un país de desarrollo medio y potencia emergente…”

Gabriel Quadri de la Torre, académico, ambientalista y ex candidato presidencial del Partido Nueva Alianza en su cuenta de Twitter https://twitter.com/g_quadri (11/I).

 

PLAN ANTIHUACHICOL, COMO “EL BORRAS”

“Nunca más una medida, así sea implementada de buena fe, debe ejecutarse sin planeación, sin estrategia y poniendo en riesgo e infringiendo daño a los ciudadanos de bien”.

Gustavo de Hoyos Walther, presidente de Coparmex, en una evaluación de los daños económicos de una semana por desabasto de combustible en cuatro estados. Proceso (10/I).

Minuto a minuto

Toda la sección