Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 1 de diciembre de 2020

El de atrás, paga

  El fallo final de la justicia federal a las demandas de pago de Vigue Red Ambiental, 90 millones de pesos, hace asomar una necesaria […]

Adriana Ochoa

 

El fallo final de la justicia federal a las demandas de pago de Vigue Red Ambiental, 90 millones de pesos, hace asomar una necesaria transparencia de las deudas pendientes y sus motivos.

 

Que las finanzas de los ayuntamientos en México son deficitarias, es una realidad sabida en extensivo.

El predial es el ingreso propio más importante para la generalidad y no se recauda como se debiera. La expectativa política de saltar a otro cargo desde una alcaldía o regiduría desanima a ir por una recaudación universal de ese impuesto: los que más se resisten a pagar son precisamente los dueños de grandes extensiones.

El cobro de otros derechos e impuestos corre la misma suerte que el predial. La deuda es el estado común de las alcaldías, cuando no la precariedad en las posibilidades del gasto. Y de ribete, la inexistencia también generalizada de fondos de pensiones para las burocracias municipales. En una alcaldía mexicana, lo prometido casi siempre es deuda.

Se ha vuelto un anecdotario de temporada el arribo de nuevos ayuntamientos: de los que salen son inusuales los retiros gloriosos, mientras los que llegan enfrentan una recepción pobre, incompleta, truqueada o de plano nula de la administración.

Las investigaciones posteriores son tan lentas, que eso alienta más el saqueo y casos ha habido que en un cambio de administraciones desaparecen computadoras, radios de la policía, lámparas, neumáticos de los vehículos y hasta los extinguidores. La ratería se impone y el que llega denuncia, pero tiene que resolver lo más pronto posible los faltantes para empezar a operar.

Más complicado es cuando al escenario tristemente normalizado de la rapiña final, se suman adeudos nunca atendidos adrede, por sus pistolas y en afanes francamente irresponsables.

En este cajón de herencias negativas para la actual administración municipal capitalina va el pendiente con la concesionaria de la recolección y disposición de basura, Vigue Red Ambiental: 90 millones de pesos que la justicia federal ha ordenado pagar a la empresa después de un litigio de casi tres años que generó la administración de Ricardo Gallardo Juárez, por motivos pedregosos.

Desde la gestión de la priista Victoria Labastida Aguirre, las tesorerías de la alcaldía capitalina dieron en incumplir la contraprestación a la concesionaria, en operación desde 2009. Y en todos los casos ha flotado un olorcillo a expectativa vivales de contraprestación sólo por cumplir con la obligación de pagar, el tristemente célebre “retorno” en el mundo de la trácala entre funcionarios y proveedores de gobiernos. No hay “retorno”, no hay pago y la cuerda se estira hasta la desesperación.

Mario García Valdez llegó renegociando con Vigue para que no suspendiera el servicio y acordaron ponerse a corriente. Después, a su tesorero le dio por acumular las facturas sin explicación alguna; no le calculó bien y ya en el riesgo de verse expuesto, vino otra vez el compromiso de pagar. Los incumplimientos se acumularon y le tocó el turno a Ricardo Gallardo Juárez,

En los tres casos, recurrieron a la descalificación del proveedor porque “cuesta millones de pesos”, lo que en el contrato se estableció. Pero la recolección de basura lleva en San Luis el récord, medido por Inegi, de ser el mejor calificado de cuantos servicios toca brindar a los ayuntamientos.

Con Gallardo el rompimiento se prolongó en una guerra fría en tribunales. Vigue aguantó la presión por dos razones: necesitaba sacar adelante el relleno sanitario nuevo al que se comprometió y las concesiones ganadas en otros ayuntamientos, como Querétaro y San Pedro Garza García, ayudaban a soportar costos. Después de dos intentos fallidos de construir el relleno, por las dificultades para conseguir terreno viable, la tercera apenas estaba encaminada cuando el conflicto con el alcalde perredista escaló.

De manera calculada, midiendo también sus riesgos, la alcaldía gallardista hacía algunos abonos, pero no se movió de su postura en contra de la empresa.

Además de defender sus pagos escamoteados, la concesionaria promovió amparos para evitar la expropiación de sus camiones o del relleno sanitario, pues al parecer vio la amenaza muy cerca, por causa de utilidad pública.

De principio no consiguió el favor de los juzgadores. Vigue Red Ambiental alegó que además la falta de pago es en efecto “atentar contra la prestación del servicio” y que la inseguridad jurídica se manifiesta mediante “la falta de pago, el acto o actos tendientes a “realizar el acto privativo y cuando se manifiesta ante “los impedimentos de la prestación de los servicios “concesionados”.

Un tribunal, en amparo en revisión, concedió la protección contra expropiación del relleno o de los camiones. De ahí, la defensa fue tomando otros caminos hasta la resolución de un amparo con la resolución de pagarle a la chica de una película.

Desde antes de tomar posesión, el alcalde Xavier Nava Palacios ya sabía de los adeudos con Vigue y de los recursos legales que la empresa dispuso.

Pero una cosa es estar enterado de las expectativas de un litigio perdidoso y otra es recibir la notificación de una sentencia de pago por 90 millones de pesos, con quince días como plazo para cubrirlos. Ese plazo vencía ayer y lo más seguro, y más sano, es un acuerdo de tiempo, pues el Ayuntamiento requiere cambiar su presupuesto de gastos desde sesión de Cabildo y eso lleva tiempo. No se ve una alternativa a pagar esa suma.

El de Vigue Red Ambiental no es el único asunto de deudas de antecesores en el Ayuntamiento. Así como Nava ha hecho exponer ingresos y egresos, no iría a mal que de manera muy objetiva se hicieran públicos los montos, orígenes y potenciales fuentes de pago a débitos con otros proveedores e instituciones.

Por ejemplo, un proveedor de computadoras demandó desde la administración municipal anterior el pago de alrededor de un millón 450 mil pesos. Tras un prolongado pleito en juzgados, el monto se redujo unos cien mil pesos porque fueron descartadas algunas facturas. El resto de las facturas quedó firme hace días y hay que pagar.

De los laudos no se tiene idea de lo que costarán al final de cuentas. Echaron andar una política de reincorporación de trabajadores despedidos que aceptaron el acuerdo de retirar sus promociones litigiosas y regresar como si lo fuera de un sabático. De los que no aceptaron habrá que pagar.

Y no olvidar impagos de impuestos retenidos a los trabajadores, seguros médicos, hipotecarios sociales de los empleados, derechos de agua, consumos de las purificadoras., electricidad y más asuntos. Las deudas del municipio también merecen transparencia.

A estas alturas, el alcalde ya sabrá cuánto y a quién se le debe. Le ha tocado ser “el de atrás”, el pagador de cuentas de otros, pero los recursos son públicos y de esos temas tradicionalmente se cuenta nada los ciudadanos.

 

ROLLOS SUELTOS

 

GUERRAS TRIBALES. Vaya pleitos internos que han dejado aflorar los integrantes más destacados del Movimiento de Regeneración Nacional, en la competencia por los espacios relevantes. Todo porque creen ver ellos el boleto a otro cargo en 2021.

●●●●

BIEN EMOCIONALES. Ni siquiera han necesitado los morenistas que la oposición le haga verdadero frente, que no lo hará, por los perfiles de quienes las encabezan en el Congreso del Estado.

●●●●

NO ES LO MISMO… Predicar que serían austeros como franciscanos se ha desdibujado ante la no renuncia a aguinaldos y seguros médicos. Y los autos del Congreso hasta sirven para que el diputado usuario pueda presentar la huella en las puertas de un ataque a balazos.

●●●●

NIÑERÍAS. En medio de toda montaña de escándalos, diputados experimentados, como Eugenio Govea Arcos, están viendo su oportunidad de desplazo para recuperar los espacios que les negaron al inicio de la legislatura.

●●●●

DESINFLADO. Vaya que le pincharon la nube al gobernador el viernes, con el desplome de la obra del nuevo brazo para el Distribuidor Juárez. Ese día había estado en la Ciudad de México, en un taller Citybanamex-CIDE, recibiendo elogiosos comentarios de especialistas sobre la particular situación económica de la entidad, apuntalada por las inversiones en metalmecánica, plásticos e industria automotriz.

●●●●

QUE NO SE QUEDAN. Aseguran en Morena que el resto de los delegados y directivos federales aún en ejercicio se irán en mayo. El plan es colocar en sus funciones a burócratas de carrera en las dependencias, que ya conocen el movimiento y pueden sacar tareas ejecutivas pero no albergan mayores ambiciones políticas o de relevancia.

●●●●

BUENOS DESEOS. Y que ahora sí las denuncias por acoso y hostigamento contra Gabino Morales “están bien feas” y son de las que no dejan mucho margen a salir de ellas con un decoro mediano. Igual y solo son “saludos” cariñosos de algunos de sus compañeros de partido.

 

LA TIRA DE LAS NETAS

NO HAY UNO QUE SE SALVE

“La noción de partido político en México está reducida a la corrupción, la impunidad y la lana (el dinero)”.

Pedro Kumamoto, líder del movimiento ciudadano Wikipolítica, sobre las razones para crear un partido político “distinto a lo que existe en México”. EFE (8/II).

 

SABERES DE SUPERFICIE

“El poder de las redes sociales es efímero: sabemos muchas cosas, las sabemos muy rápido y muy rápido se olvidan”.

Jorge Volpi, escritor y Premio Alfaguara 2018 por “Una novela criminal”, sobre la falta de profundidad de los contenidos promedio en redes sociales. Forbes, México.

 

DONDE EL DESTINO TE LLEVE

“No tengo nada mejor que hacer, así que hagámoslo”.

Yalitza Aparicio, la protagonista de “Roma” y nominada al Oscar por este papel, cuando Alfonso Cuarón le propuso dar vida al personaje de su encomiada obra, según la anécdota contada por el cineasta en “The Tonight Show Starring Jimmy Fallon”.

 

 

Minuto a minuto

Toda la sección